Budín de Zapallo y Pistachos





No me pregunten porque, pero últimamente estoy cocinando mucho zapallo. Es práctico y como no me gusta comerlo siempre igual, me hace pensar diferentes formas para prepararlo. Durante una tarde mientras daba vuelta por la cocina se me ocurrió preparar este budín. No se puede creer lo húmedo que quedo, una delicia. El sabor a zapallo es suave, no es que se re siente sino que aparece al final, ideal para acompañar con especias.

Les decía que el zapallo es muy práctico para cocinar porque no lo pelo, lo mando entero al horno, medio, y lo dejo ahí como hora a hora y media. Pongo el timer a la hora y lo pincho con un cuchillo, si veo que esta duro, sigue 20' más y así. Del tamaño dependerá cuanto tiempo de cocción necesite.
Después, la cáscara se desprende sola. Si quieren sacarle las semillas antes de hornear, lo cortan al medio y tapan con papel aluminio. Pueden lavar las semillas y tostarlas para agregar al budín o a cualquier otra preparación.


Si cocinan así el zapallo, no les va a quedar aguado, se concentra el sabor y las vitaminas que tiene no se diluyen en el agua de cocción. Tampoco están metiendo mucha agua que puede desbalancear la receta (que significaría agregar más harina y endurecer demasiado la preparación), o como una receta facilonga que espero pasar dentro de poco, unos bollos de zapallo, algo así como éstos.

Lo de meter zapallo en un budín no es capricho mío, de esta manera metemos fibra en la dieta, algo que es ideal para darle a los chicos (esos que no prueban una fruta o verdura y que nunca van a poder darse cuenta que tiene, ja!) y para los adultos también.

Si no tienen o no les gusta el zapallo se puede hacer con batatas, papas, zanahoria (para decir unos ejemplos) y agregarle sabores con especias y también frutas secas, pasas, chips de chocolate y cuanta cosa se les cruce por la cabeza.
Antes de terminar e ir a la receta, se puede convertir perfectamente en una apta para celíacos. Reemplazan la harina por el mix apto y el almidón lo pueden dejar o cambiar por almendras molidas, que le dan sabor y humedad.

Por supuesto que pueden ponerle unos pistachos picados por dentro, no solo para presentarlo o alguna otra fruta seca o deshidratada. Eso como cualquier budín.


Budín de Zapallo
Zapallo, puré, 350 gr
Yogur 125 gr
Huevos 3 unid
Azúcar 180 gr
Manteca 125 gr
Harina 200 gr
Almidón de maíz 50 gr
Polvo de hornear 15 gr
Especias a gusto (puede ser canela, nuez moscada, jengibre, etc)
Además, mermelada de damascos, un poco de agua y pistachos partidos

- Mezclar el puré de zapallo con el yogur con batidor de mano
- Agregar los huevos, azúcar y manteca derretida, y mezclar con batidor
- Aparte tamizar harina con almidón y polvo para hornear y especias si le ponen
- Agregar en dos partes mezclando con el batidor luego de cada incorporación
- Poner en molde de budín o cake y llevar a horno medio (180°C) por 40 minutos o hasta que pinchan un palillo en el centro y sale seco
- Desmoldar, aguardar a que enfríe para pincelar la mermelada aligerada con agua y por encima esparcen unos pistachos picados grueso





2 comentarios :

  1. Apruebo! Una vez, inspirada en Thanksgiving, desarrollé una rosca navideña pero hecha con zapallo y qué rica quedó! Como decís, el zapallo es un ingrediente muy bueno y para tortas va genial, se logran cakes muy livianas y consistentes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buena idea la de la rosca! Un buen SI a meter hortalizas, tuberculos y etceteras en los budines, estamos equilibrando lo saludable en una preparación que no suele ser así. Y no se nota tanto.

      Eliminar